Connect with us

salud

Por qué la fatiga ocular puede aumentar en la pandemia (y cómo puedes evitarla)

Millones de personas en todo el mundo están pasando demasiado tiempo frente a las pantallas, ahora más que nunca. Y todo debido a la pandemia.

Muchos de los que trabajan o estudian desde casa miran sus computadoras y otros dispositivos durante todo el día.

Debido a esto, los expertos advierten que las nuevas formas de trabajar nos están pasando factura.

Picazón, visión borrosa, dolores de cabeza o cansancio en la vista se encuentran entre los problemas más comunes.

Más de un tercio (38%) de los que respondieron a una encuesta realizada para la organización benéfica Fight for Sight, dijeron que su vista había empeorado desde el inicio de la pandemia. Otra encuesta situó la cifra en 22%.

Los expertos aseguran que las personas con problemas persistentes deben visitar a un oftalmólogo. Pero hay cosas que muchos de nosotros podemos hacer para mantener nuestros ojos sanos.

1. La regla 20-20-20

“Relajar los músculos que se encuentran dentro y alrededor de los ojos es fundamental”, asegura Daniel Hardiman-McCartney, asesor clínico del Colegio de Optometristas de Reino Unido.

Es simple de hacer. Cada 20 minutos, solo mira algo al menos a 20 pies de distancia, que son unos seis metros, durante 20 segundos

“Esto impide que los músculos de tus ojos trabajen en exceso”, dice Hardiman-McCartney.

Viajar al trabajo o caminar a casa desde la escuela daba a las personas tiempo para relajar la vista sin que se dieran cuenta. Ahora, para muchas personas, eso también ha cambiado.

Cuando enfocamos un objeto cercano como una pantalla, los músculos diminutos dentro de los ojos -los músculos ciliares- se contraen. La contracción cambia la forma de las lentes dentro de los ojos, enfocando la imagen en la retina.

Esos pequeños músculos y otros alrededor de las cuencas de los ojos que los mantienen mirando en la misma dirección, necesitan un descanso.

“Es como correr”, dice Hardiman-McCartney. “No trotarías todo el día y toda la noche, y esperarías que tus músculos se recuperaran, pero eso es lo que la gente les pide a sus ojos”.

2. Piensa parpadeando

“Parpadear es realmente importante”, afirma el profesor Sunir Garg, de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

“Los párpados funcionan como un limpiaparabrisas”.

Eliminan el polvo y la suciedad y lavan la superficie del ojo con líquido lagrimal.

Parpadear también aclara el líquido estancado y agudiza la visión al mantener húmeda la córnea o la capa superficial del ojo.

“Sin esa humedad, la córnea se seca y la visión se vuelve borrosa”, dice el profesor Garg.

El problema es que parpadeamos con menos frecuencia cuando leemos en una pantalla, según muchos estudios.

Algunos investigadores también sugieren que la mayoría de nuestros parpadeos son incompletos cuando usamos una pantalla, y que los párpados superior e inferior no se tocan completamente.

Eso puede dejar los ojos con picazón, resecos y propensos a infecciones.

Así que deja de trabajar en la pantalla de vez en cuando y cierra los ojos por completo.

3. Ajusta tu pantalla

Los expertos dicen que la pantalla debe estar a la distancia de un brazo o de 40 a 75 centímetros de tu cara.

Lograr la distancia correcta es particularmente complicado con las computadoras portátiles que a menudo están demasiado cerca de los ojos del usuario.

Si la pantalla está demasiado cerca, corres el riesgo de sobrecargar continuamente los músculos de los ojos, explica la profesora Shahina Pardhan, de la Universidad Anglia Ruskin, en Reino Unido.

Si estás demasiado lejos, tendrás dificultades para ver los pequeños detalles.

“Usa un teclado externo para ayudarte si puedes”, sugiere.

Un monitor extra también puede ayudar.

La profesora Pardhan aconseja colocar la pantalla de modo que quede de lado o de espaldas a la ventana. De esa forma, puedes minimizar el reflejo de la luz solar en la pantalla.

También vale la pena pensar en la altura de la posición de la pantalla, según Badrul Hussain, cirujano consultor del Hospital de ojos Moorfields de Reino Unido.

“Las pantallas de las computadoras deben colocarse al nivel de los ojos o ligeramente por debajo de ellos”, dice. La acción de “mirar hacia una pantalla puede causar fatiga y ojo seco”.

Mirar muy arriba o muy abajo también puede causarte problemas en los hombros y el cuello.

4. Letra más grande

“La gente debería pensar realmente en ajustar el tamaño de la fuente”, opina la profesora Pardhan.

“No es una buena idea trabajar en un teléfono inteligente o una tableta durante períodos prolongados porque el texto es demasiado pequeño”, detalla.

Sin embargo, no hay un tamaño ideal que se adapte a todas las personas, dice.

“Debes encontrar un tamaño de fuente que te resulte más cómodo para una lectura continua”.

También recomienda ajustar el brillo de la pantalla para que coincida con el nivel de la luz en donde te encuentres.

Evita trabajar en una habitación oscura con una pantalla brillante.

Los expertos dicen que el texto oscuro sobre un fondo claro es generalmente mejor para los ojos que el texto claro sobre un fondo oscuro.

Y también es mejor evitar los esquemas de color de bajo contraste.

5. Salir y disfrutar del aire libre

“Es esencial tomar descansos regulares de la pantalla”, aconseja la profesora Mariya Moosajee, del University College de Londres.

“Le da a tus ojos la oportunidad de mirar a lo lejos y parpadear”.

Los descansos cortos regulares son mejores que menos descansos más largos, añade.

Salir al aire libre para un descanso es una excelente manera de aliviar la presión en los ojos, así como de ayudar a tu salud física y mental en general.

Obviamente, eso es difícil durante el confinamiento, especialmente para las personas que no tienen acceso a un jardín o balcón privado. Pero hay estudios que sugieren que puede ser todavía más importante para los niños.

La fatiga ocular por el uso intensivo de pantallas en adultos puede ser extremadamente desagradable, pero no provoca daños permanentes.


En los niños, sin embargo, existe alguna evidencia de que el uso intensivo de pantallas y el tiempo insuficiente al aire libre pueden provocar miopía.

El profesor Garg señala una investigación realizada en China y Japón que asegura que la miopía en los niños es “verdaderamente una epidemia”.

Los expertos dicen que el problema en los niños podría ser demasiado tiempo con la pantalla o muy poco tiempo al aire libre, o una combinación de ambos.

Y no está claro exactamente cómo el estar al aire libre ayuda a sus ojos.

Puede ser que tiendas a relajarlos más cuando estás afuera ya que pasas más tiempo mirando objetos más lejos.

O puede ser que estar al aire libre nos exponga a longitudes de onda de luz específicas que promueven el desarrollo de los ojos.

Pero está claro que “la actividad al aire libre puede reducir las posibilidades de que los niños desarrollen miopía”, dice el profesor Garg.

Así que aprovecha al máximo el tiempo al aire libre y anima a los niños a hacer lo mismo.

coronavirus

La hija de Bill Gates, Jennifer, se vacuna contra el covid-19 y bromea sobre una de las teorías de la conspiración

Jennifer K. Gates, hija del fundador de Microsoft, Bill Gates

Jennifer K. Gates, hija del fundador de Microsoft, Bill Gates, recibió su primera dosis de la vacuna contra el covid-19 el viernes y con desenfado desbarató una de las teorías de conspiración en torno a las vacunas.

«Lamentablemente, la vacuna NO implantó al genio de mi padre en mi cerebro, ¡si tan solo el ARNm tuviera ese poder …..», escribió con un emoji guiñando un ojo en una publicación en Instagram.

La broma es una referencia a su padre Bill Gates, el multimillonario magnate tecnológico, quien ha centrado sus esfuerzos filantrópicos con la Fundación Bill y Melinda Gates en mejorar la tecnología y el acceso a las vacunas en el mundo en desarrollo. También ha advertido durante mucho tiempo sobre la posibilidad de una pandemia viral, mucho antes de que el covid-19 se propagara por todo el mundo.

La defensa de Bill Gates sobre las vacunas

Su defensa de las vacunas lo ha convertido en una figura central en las teorías de conspiración de los antivacunas. Una creencia estrambótica es que está usando la pandemia para impulsar una vacuna con un microchip que controlaría la mente de las personas o rastrearía su ubicación. (Esto es lo que realmente contienen las vacunas contra el covid-19 de Pfizer y Moderna).

En un foro de CNN en julio, Gates dijo que le preocupaba que las falsas teorías pudieran tener un impacto muy real.

Detectada por primera vez en septiembre en Reino Unido, la variante B.1.1.7 del SARS-CoV-2 presenta 17 mutaciones en el genoma viral, con ocho mutaciones localizadas en la proteína de espiga (S). La variante B.1.351, identificada por primera vez en Sudáfrica, tiene 10 mutaciones localizadas en la proteína S. Ambas variantes se han propagado a gran velocidad y se asocian a una mayor transmisión y a una mayor carga viral tras la infección.

«Espero que no genere dudas sobre las vacunas», dijo.

Más allá de la broma, la publicación de Instagram de Jennifer Gates mostraba a la estudiante de medicina de 24 años con una mascarilla y sosteniendo una pegatina de «Recibí mi vacuna contra el covid-19».

«Tengo el privilegio de recibir mi primera dosis de ARNm para enseñar a mis células a medir una respuesta inmunitaria protectora a este virus», escribió en el mensaje. «Como estudiante de medicina y aspirante a médica, agradezco que me brinde protección y seguridad para mi futura práctica. Insto a todos a que lean más y lo consideren seriamente para ustedes y sus familias cuando se les brinde la opción. Entre más personas se vacunen, nuestras comunidades serán más seguras para todos».

También agradeció a quienes hicieron posible la vacuna.

«Decir gracias apenas puede describir mi gratitud hacia los médicos, científicos, expertos en salud pública, farmacéuticos y tantos otros que hicieron posible este logro en la medicina moderna. Nuestros trabajadores de la salud han estado laborando incansablemente para salvar tantas vidas como sea posible, y esta vacuna sólo aumentará sus posibilidades de tener éxito», escribió.

Continue Reading

salud

Consejos prácticos para mantener un corazón sano.

corazón con signos vitales

Según la Federación Mundial del Corazón, 17,5 millones de personas mueren cada año por enfermedades cardiovasculares, siendo esta la principal causa de muerte y discapacidad en todo el mundo…

En Colombia representan el 17,7% de la tasa de mortalidad anual. Por ello, para conmemorar el Día Mundial del Corazón que se celebra el 29 de septiembre, se busca promover la cultura del autocuidado en el país, para que los colombianos encuentren la mejor ruta para mantener un corazón sano.

“Mucha gente piensa que los ataques cardíacos y otras complicaciones cardíacas no se pueden prevenir; Sin embargo, adoptar pequeños hábitos saludables puede marcar la diferencia.

Una dieta saludable, consumir mucha agua, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso adecuado y reducir los niveles de estrés pueden reducir el riesgo de futuras enfermedades cardiovasculares ”, dice Maria Teresa Bedoya, de Merck.

Existen factores de riesgo modificables que son determinantes para prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. Entre ellos se encuentran aquellos malos hábitos que pueden transmitirse de generación en generación, como el tabaquismo, el consumo excesivo de grasas, azúcares y sal, la falta de ejercicio y el bajo consumo de alimentos como frutas y verduras.

De esta forma, pequeñas acciones pueden mostrar enormes cambios que, a largo plazo, beneficiarán a los colombianos en la salud de sus corazones.

Recomendamos apostar por una cultura de prevención que incluya desde una buena alimentación, actividad física, hasta incluir ambientes saludables y libres de estrés, teniendo en cuenta que la reducción del consumo de tabaco y alcohol marcará una gran diferencia en un futuro próximo ”, confirma Efraín Gómez, expresidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología.

5 formas de cuidar tu corazón

En conmemoración del Día Mundial del Corazón, que se celebra este 29 de septiembre, el Dr. Efraín Gómez y la Dra. María Teresa Bedoya, nos invitan a elegir el camino correcto de prevención y autocuidado, opciones de vida que pueden marcar la diferencia a la hora de cuidando nuestros corazones.

1. Come bien

Según la Organización Mundial de la Salud, para cuidar el corazón, las personas deben llevar una dieta baja en grasas saturadas y controlar el consumo excesivo de calorías.

Es decir, incluir en la dieta diaria la mayor cantidad de frutas, verduras, legumbres y cereales. “De esta forma se reduce el colesterol LDL, factor que hace que las personas sean más vulnerables a sufrir un infarto o una enfermedad cardiovascular”, explica el Dr. Gómez.

2. Reducir el nivel de estrés

El estrés es una reacción fisiológica que produce el organismo ante una situación percibida como amenazante. Cuando esta respuesta natural se produce en exceso, el organismo se sobrecarga, provocando la aparición de enfermedades y alteraciones en la salud que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del organismo.

3. Mueve el cuerpo

Diferentes médicos expertos aseguran que media hora de ejercicio al día es suficiente para cuidar la salud cardiovascular. “Las actividades cardiovasculares como trotar, andar en bicicleta o incluso saltar la cuerda son suficientes para marcar la diferencia”, dice la Dra. María Teresa Bedoya.

4. Equilibra el peso

El sobrepeso y la obesidad son consecuencia de no llevar una dieta saludable y no hacer ejercicio. “El corazón de una persona obesa se ve obligado a trabajar el doble de duro. Este esfuerzo excesivo conduce a problemas cardíacos graves ”, dice el Dr. Gómez.

5. Visite al médico

Visitar al médico con frecuencia es una de las claves para cuidar la salud del corazón y no morir en el intento. De hecho, los especialistas pueden hacer recomendaciones o identificar temprano un problema o insuficiencia cardíaca.

Continue Reading

salud

El rey de las proteínas es bueno para el corazón.

Más de treinta y nueve investigaciones que involucran a casi dos millones de personas confirman la certeza de que se mantendrá hasta que alguien demuestre lo contrario…

El rey de las proteínas no puede escapar a los rumores. Algunos médicos dicen que es dañino y otros dicen lo contrario. El European Journal of Clinical Nutrition analizó estudios sobre el consumo de huevos.

Básicamente, realizó un estudio de estudio. El objetivo del informe era llegar a una respuesta que resolviera la eterna pregunta: ¿el huevo es malo para el corazón? La conclusión silenció bocas y abrió puertas.

Según el artículo, sus funciones antioxidantes y antimicrobianas protegen el corazón. La encuesta, a la que asistieron varios países europeos (Holanda, Polonia, España, Suiza y Dinamarca), recomienda comer al menos cuatro huevos a la semana a las personas que no padecen diabetes.

“Un huevo de 100 gramos tiene aproximadamente 52 calorías.”

Parece increíble que la clara y la yema sean un alimento poderoso e insustituible. Si un huevo fuera un país, sería un territorio rico en recursos naturales. Sus vitaminas y minerales son esenciales para el funcionamiento del organismo. La vitamina K, por ejemplo, previene la coagulación de la sangre.

Sus ácidos grasos son mono y poliinsaturados, beneficiosos para la salud y fáciles de digerir. Aporta lecitina, fosfolípidos y colesterol. Un huevo contiene hierro, fósforo, potasio y magnesio.

La yema es una fuente importante de lípidos para el desarrollo del sistema nervioso de los menores. El huevo, además de ser relativamente fácil de encontrar, es un alimento fácil; Se puede combinar con verduras o con raciones moderadas de pan.

Algunos nutricionistas sugieren cocinarlo en agua a cualquier hora del día. Debido a que es fácil de digerir, es posible consumirlo sin dañar la salud en el desayuno, almuerzo o cena.

Fuente/elespectador

Continue Reading

Tendencias