Connect with us

Sucesos

¡Peligro !, ha aumentado el reclutamiento de menores confinados por la Pandemia.

A lo largo de la historia del país, los menores se han convertido en un blanco fácil para el reclutamiento de guerrilleros, disidentes de las FARC y bandas del crimen organizado…

Esta es la carga que ha tenido que soportar Colombia durante más de cinco décadas. Sin embargo, la pandemia se ha convertido en un caldo de cultivo para los delincuentes al acecho, especialmente en las zonas rurales.

Según un informe de la Coalición contra la participación de niños, niñas y jóvenes en el conflicto armado en Colombia (Coalico), en los primeros cinco meses de este año, 128 menores fueron reclutados por grupos armados. Entre enero y junio de 2019, hubo 60 casos.

Coalico garantizó que el encierro y suspensión de clases decretado por el Ministerio de Educación, desde el 16 de marzo, impactó el crecimiento exponencial de casos. Solo en abril, la organización registró siete días de reclutamiento, en los que se comprometieron 31 menores de 18 años.

En las zonas rurales con mayor conflicto en Colombia, las escuelas generalmente funcionan como salvaguardas para los menores. Los profesores, a pesar del riesgo, actúan como asesores y acaban evitando un desenlace triste.

Ante el cierre de escuelas, los delincuentes optaron por comunicarse con los niños a través de sus teléfonos celulares, como lo evidencia un informe de la Fiscalía General.

También se ha informado que, en el sur del país, el ELN obliga a los mayores de 14 años a realizar puestos de control que funcionen como cordón sanitario contra el coronavirus e impidan el acceso de extraños.

Los números dispararon la alarma por parte de la Fiscalía General, que informó a la Fiscalía General y exigió acciones para mitigar el problema.

El gobierno nacional tomó medidas y envió a la policía a mediados de julio para realizar campañas de prevención, vigilancia y control en algunos puntos críticos del país.

A la lista se suman los municipios caldenses de Marquetalia y Pensilvania. El patrullero Luís Eduardo Botina, integrante del Grupo de Protección a la Niñez y Adolescencia de Caldas, tiene a su cargo esta misión en la zona este del departamento, con el apoyo de la Comisaría de Familia.

“La campaña se realiza dos veces al mes en cada municipio. Salimos a la calle, incluso a las aceras. Llevamos pancarta, recomendaciones para la comunidad y líneas directas para denunciar cualquier delito ”.

El agente garantizo que hasta el momento no ha habido casos de contratación en la región donde opera.

“Las bandas criminales logran sus fines mediante el engaño. Prometen una mejor calidad de vida, aparentes instalaciones deportivas como escuelas o clubes de fútbol juvenil. Es importante que los padres no permitan que sus hijos abandonen las clases virtuales ”, dijo.

Señales de advertencia

* Cuando los menores lleguen a casa con efectivo, sin justificación.

* Son evasivos y se desconocen los lugares que frecuentan y las personas con las que interactúan.

* Comienzan a adquirir objetos extraños, como armas.

* Cambian su comportamiento en casa, cambian sus horarios de llegada y en ocasiones desaparecen durante semanas.

“La campaña se realiza dos veces al mes en cada municipio. Salimos a la calle, incluso a las aceras. Llevamos pancarta, recomendaciones para la comunidad y líneas directas para denunciar cualquier delito”

Canales de servicio

Si sospecha que un miembro de su familia puede ser víctima de un reclutamiento, no dude en llamar o dirigirse a los siguientes canales:

* 123 Policía Nacional

* 122 Ministerio Público

* A las oficinas de las Comisarías de Familia o representantes legales.

* Línea 141 del Instituto de Bienestar Familiar

Testimonios de crueldad

Según una decisión de Justicia y Paz, que fue reconstruida con los testimonios de los hombres de las AUC del Magdalena Medio, liderados por Ramón Isaza, se investigaron 74 casos de reclutamiento ilegal de menores en las zonas donde operaban. Al menos diez de ellos eran caldenses. Tenían que cocinar, vigilar, escoltar, patrullar y realizar operaciones de radio, inteligencia e incluso tareas financieras.

El informe reveló que los jóvenes fueron sometidos a situaciones de tensión, porque participaron en enfrentamientos armados, fueron víctimas de un miedo continuo porque no tenían la libertad de disociarse ante las constantes amenazas.

Además, sufrieron soledad, soportaron castigos y malos tratos, sufrieron necesidades, testificaron y participaron en crímenes y humillaciones, adoctrinaron y abusaron sexualmente.

Se ha denunciado el caso de Jesmid Narváez Toro, alias Camila, quien ha sido reclutado desde los 13 años. La asesinaron el 23 de octubre de 2002 porque tenía que hacer guardia en la colonia Los Andes (La Dorada) y no denunció un puesto de control policial donde estuvo a punto de arrestar un comandante.

Otro fue el de Juan Carlos Saavedra Madrid, un estudiante de 16 años. El 1 de agosto de 2002, iba a la escuela con un amigo cuando una camioneta se les acercó y se los llevó.

Los paras se detuvieron a descansar, el amigo saltó al río Magdalena y se escapó. No se sabe nada sobre la suerte corrida por Juan Carlos y otros cuatro jóvenes que iban en el auto. Al parecer, querían reclutarlos.

El Ministerio Público reveló que 52 de los menores reclutados tenían entre 15 y 17 años. La mayoría vino para tener una opción de trabajo. Del total, 35 usaban armas pequeñas.

Recomendaciones

* Esté atento a las amenazas en su territorio, que pueden materializarse en el reclutamiento, como presencia grupal, actividad delictiva y anuncios en folletos o redes sociales.

* Informar cualquier indicio, amenaza o caso a las autoridades.

* Cultiva la confianza de tus hijos o familiares, para que no tengan miedo de confiar en cualquier situación.

* Presta atención a los grupos sociales que comparten tus seres queridos en las redes sociales y WhatsApp. La estrategia de la guerrilla es utilizar estas plataformas para invitar a los adolescentes a fiestas, donde son reclutados.

* Mantente informado. Descargue la guía Prevención del reclutamiento y el uso: el trabajo de todos. Allí encontrarás material educativo, especialmente dirigido a niños.

Vaya a: publications.iom.int / system / files / pdf / preven_una_tarea_de_todos.pdf

Responder

La Sala de Reconocimiento de Justicia Especial para la Paz (JEP) vinculó, como partes aparentes, a 37 integrantes de la ex-guerrilla de las FARC EP y convocó a 14 de ellos a presentar una versión individual en el caso 07, conocido como el reclutamiento y uso de niñas y niños en el conflicto armado.

Estas personas deben brindar información sobre la existencia, origen y evolución de la política que guió o permitió a los menores involucrarse en el conflicto armado de la próxima semana.

El caso abarca la investigación de unos 8.000 actos de captación y utilización de menores.

Sigue Leyendo
Eche, pero comenta esta nota

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Judiciales

Mataron a la esposa del líder social Álvaro Peña, asesinado la noche anterior en Arauca

foto tomada de google news

El homicidio de la mujer se produjo cuando ella se encontraba en la casa de su suegra enfrentando el duelo por el crimen de su pareja.

Un nuevo hecho de violencia se registró en la tarde de este miércoles, 26 de enero de 2022, en Arauca . Rosalba Carmenza Tarazona Ortega, esposa del líder comunal Álvaro Peña Barragán, asesinado en Tame durante la noche del día anterior, fue atacada a tiros y murió.

La esposa de Álvaro Peña se encontraba en la casa de su suegra en el municipio de Saravena, cuando hombres armados entraron a la vivienda y le dispararon. A través de su cuenta en Twitter, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) confirmó el crimen.

El asesinato de Rosalba Carmenza Tarazona Ortega se produjo cuando intentaba reponerse, junto a amigos y familiares, del crimen de su esposo

Sigue Leyendo

Colombia

El Museo de Arte Moderno de Cartagena celebra 50 años con muestra de artistas colombianos

foto tomada de google news

El MAMC de Cartagena, ubicado en la Plaza San Pedro Claver, comienza la celebración de sus cincuenta años con dos exposiciones de arte contemporáneo, concebidas y gestadas durante el confinamiento. El Museo empezó a idearse en 1972 con una colección seleccionada por José Gómez Sicre y donada por la OEA, con piezas entre las que se encuentra uno de los primeros cóndores de Alejandro Obregón.

La primera de las muestras contemporáneas para la celebración es Esperanza, fortaleza y resiliencia, una colectiva de fotografía y pintura con un mensaje de cara a los nuevos retos, que reúne a la fotógrafa María Paulina Lleras y a las pintoras Paola López-Guerra y Clara Mejía. Mejía es una artista antioqueña que ha sido resaltada como “diestra colorista, así como en su hábil manejo de la veladura y la estructuración de una composición sólida que, sin embargo, no pierde la frescura del boceto”.

La segunda exposición, en las salas Hernando Lemaitre, es la individual Alter Realidad del artista visual antioqueño Daniel Estrada, que con influencias de Breton y Man Ray trabaja portales a realidades alternativas al encierro. Daniel Estrada es un artista que utiliza la fotografía como medio para construir escenas teatrales, con una estética llamativa en el uso de los elementos. Según la galería Casa Palma, en su trabajo se destaca el uso de la técnica del claroscuro, que le permite realizar composiciones, donde la fuerza de la negación del espacio y el manejo de la iluminación engrandecen la figura.

Ambas muestras fueron auspiciadas por las galerías antioqueñas de arte RA Consultores y AH Fine Art, las cuales son lideradas por el paisa Santiago Restrepo, bajo la curaduría de María del Pilar Rodríguez Saumet, la museografía de Salim Osta Lefranc y el montaje del Grupo Conservar.

Sigue Leyendo

Barranquilla

“Diario bajan hasta 12 cm del río Magdalena”: observatorio San Pedrito

foto tomada de google news

En este momento, el nivel del río Magdalena en la localidad del Atlántico Sur se encuentra en 4,82 metros debido a la estación seca que está afectando a los campesinos y ganaderos productores de esta localidad del departamento.

Desde el Observatorio San Pedrito, en el municipio de Calamar, indican que cada día los niveles descienden hasta en 12 cm.


“Diariamente está bajando 10 y 12 cm, está bajando de una manera impresionante. Hoy el nivel se ha mantenido en 4.82”, dijo Mariela Pino Villa, quien forma parte del Observatorio del Río en la estación San Pedrito.

En diciembre el nivel del río superó los 7 metros, por lo que la situación actual genera cautela en los agricultores de esta zona del Atlántico.

Sigue Leyendo

Tendencias