Connect with us

Politica

¿Es hora de una Asamblea Constituyente?

La reciente decisión de la Cámara Especial de Investigación de la Corte Suprema de Justicia, sobre la situación legal del ex presidente y senador Álvaro Uribe Vélez, ha relanzado una propuesta recurrente en los últimos años desde el Centro Democrático: convocar una Asamblea Nacional Constituyente para la reforma justicia, “con el objetivo de despolitizar la política y recuperar la confianza en las instituciones de la República”...

Según Paloma Valencia, senadora del partido gubernamental, la reforma debe concebir la unificación de los tribunales superiores: la Corte Suprema de Justicia, la Corte Constitucional, el Consejo de Estado y el Consejo Superior de la Magistratura.

“Un tribunal único que permite la unificación, claridad y previsibilidad del sistema, lo que niega el sentido de selectividad y trampa que muchos colombianos denuncian. Un tribunal único con magistrados plenos que representan a los colombianos que no tienen puerta giratoria con política “, dijo Valencia en la sesión plenaria del Senado.

De hecho, en las últimas dos décadas varios intentos de reforma han fallado, y en los dos que fueron aprobados en el Congreso, no aprobaron el escrutinio constitucional o fueron desafiados por el entonces presidente Juan Manuel. Santos

“Ya se ha demostrado que con las reglas del juego que tenemos hoy, no podremos reformar el sistema de justicia, no hay voluntad política ni en el Congreso ni en el Tribunal Constitucional”, declaró Valencia.

Esta convocatoria a una Asamblea Constituyente es la cuarta propuesta por el uribismo; los otros tres fueron: en 2012 para evitar la reelección del entonces presidente Santos; en 2016, en negociaciones con las Farc; y en 2019 para derribar el JEP.

¿Cómo va?

Hernán Olano, vicerrector de la Universidad La Gran Colombia, explicó que el procedimiento para convocar una Asamblea Nacional Constituyente es extenso. Como primer paso, se requiere la presentación de un proyecto de ley legislativa, que debe ser presentado al Congreso por diez miembros del Congreso (ya sean senadores o representantes en la Cámara), o el 20% de los asesores o diputados. del país, o con las firmas del 5% de la lista electoral, es decir, el apoyo de al menos tres millones de ciudadanos.

Ya en el Congreso, continuó Olano, el proceso del proyecto se lleva a cabo en dos períodos ordinarios y consecutivos, que dura casi un año, es decir, si se presenta en este momento, el proceso debe finalizará en junio de 2021 y deberá ser aprobado por mayoría en ambas cámaras. “Gracias a esta ley, el Congreso puede establecer que las personas con voto popular decidan si se llama a un votante, la razón, el período y la forma en que se formará”, señaló.

En esta etapa del proceso, el Tribunal Constitucional examinaría la constitucionalidad de la apelación “solo por fallas procesales en su formación”. Ya en las urnas, si un tercio de los miembros de la lista electoral (al menos siete millones de votos afirmativos) lo aprueba, se entiende que el pueblo convoca a la Asamblea.

De ahí la elección popular para aquellos que van a formar parte de esta Asamblea, como dijo Olano, “no es que sean nombrados por el Presidente o por el Congreso, son las personas las que elegirán su representantes en esta Asamblea “. Este día de elecciones puede no coincidir con ninguna otra elección programada en el país.

Una vez que los votantes lo han tomado, el poder ordinario del Congreso para aprobar leyes y reformar la Constitución en relación con asuntos específicos de la Asamblea, en este caso la justicia, se suspende hasta que el nuevo Se aprueban los textos constitucionales.

Al respecto, el presidente Iván Duque aseguró que era necesaria una reforma de esta rama del poder, pero que debería hacerse a través de un mecanismo más rápido.

“El país necesita una reforma del sistema de justicia, una reforma que restaure la confianza de los ciudadanos, no es un problema hoy, es un tema que el país ha debatido. Hemos estado tratando de hacerlo durante varios años años “, dijo Duque.

Para eso, especificó, “tendremos la conversación, no solo con el Centro Democrático, sino con otras partes porque creo que debemos encontrar el mecanismo más efectivo, el mecanismo más rápido para poder llevar a cabo”. Esta reforma que Colombia ha estado llamando hace mucho tiempo ”, dijo el presidente en una entrevista con La FM.

Lo que el país está pidiendo hoy son realmente soluciones al desempleo

¿Es un momento propicio?

Más allá de los procedimientos que esta propuesta debe enfrentar para materializarse, otra pregunta que entra en discusión es el momento político que existe hoy en el país.

En este sentido, Francisco Bernate, presidente del Colegio de Abogados Penales, recordó que durante parte de la “vida republicana” colombiana, el país operaba con un solo tribunal, ya que el Consejo de Estado (el más alto tribunal de litigios administrativos) “no lo hizo”. Tenía la función judicial que ahora tiene.

“Hoy tenemos una pluralidad, pero estas decisiones no deben tomarse en el calor de una discusión como esta. Lo que el país está pidiendo hoy son realmente soluciones al desempleo, a la propagación de la pandemia (…) Creo que es hora de poner prioridades en la vida de los ciudadanos y fortalecer el marco institucional, no fragmentarlo y debatirlo. “, agregó el abogado.

Esta fragmentación es la que preocupa a Bernardita Pérez, constitucionalista de la Universidad de Antioquia, para quien “en este país leemos que hay algunos contra Uribe y los demás lo defenderán a toda costa. En épocas similares a las del comienzo de la violencia política, cuando eras rojo o azul, hoy eres uribista o antiuribista y es muy preocupante ”.

El experto constitucional explicó que es normal que los ciudadanos sospechen de la justicia, porque “hemos tenido magistrados corruptos que han sido castigados, tenemos un sistema de justicia que funciona muy lentamente y no es muy eficiente, los ciudadanos comunes no tienen acceso para la justicia y es grave, es un problema de legitimidad política del poder público ”.

Pero, según su análisis, un constituyente implica revisar todas las instituciones existentes, en este caso vinculadas a la justicia, y hacer diferentes propuestas para el futuro, es un proceso revolucionario de cambio. El problema, insistió, es que “el punto cero es el caos, como en el Génesis de la Biblia, antes de la fundación del mundo, solo había caos, y no estamos seguros de que lo nuevo sea mejor”.

Para Pérez, el problema en Colombia varía desde lo más básico hasta la capacitación de los ciudadanos y, mientras esto no cambie, las leyes pueden cambiarse tantas veces como se desee, pero no habrá cambios.

“¿Cómo mejorar esto? No tengo solución, pensé que la Constitución del 91 iba a resolver este problema. Es una Constitución muy hermosa y preciosa, llena de garantías ciudadanas, con instituciones fuertes; pero las instituciones no funcionan. solos, necesitan servidores públicos serios, preparados y dedicados. El problema es que no tenemos ciudadanos capacitados e informados. Los ciudadanos tienen las leyes e instituciones que se merecen y mientras esto no cambie. los ciudadanos no cambiarán las instituciones, independientemente del número de reformas llevadas a cabo.

“Con profunda decepción”, el abogado Jaime Granados recibió la notificación de la Corte Suprema de Justicia que trajo consigo la decisión de emitir una medida de seguro en su lugar de residencia al senador Álvaro Uribe. Granados, quien fue el abogado principal del ex abogado, dijo en una declaración de tres páginas que estaba “ absolutamente convencido de la inocencia absoluta del presidente Álvaro Uribe Vélez, continuaremos trabajando para que el país sepa toda la verdad tan pronto como sea posible. posible y detener esta terrible injusticia. “En el documento, distorsionó los reclamos hechos contra su cliente”. El país debe saber que el presidente Uribe no le pidió a nadie que soborne a testigos, ni dio instrucciones para obtener testigos, limitándose a sí mismo, ya que él es su derecho legítimo, a solicitar la verificación de la información que, a través de la ciudadanía, le llegó y que tiene siempre ha sido transferido a la corte “.

Colombia

El debate entre Petro, Gutiérrez y Fajardo exhibe la fragmentación electoral colombiana

foto tomada de google news

El debate entre Petro, Gutiérrez y Fajardo exhibe la fragmentación electoral colombiana
Los tres precandidatos con más opciones de mantenerse en la carrera por la presidencia de Colombia cruzan ataques y evitan tender puentes a cuatro meses de las elecciones Fajardo y Gutiérrez se han lanzado contra Petro, que lidera las encuestas, y su propuesta de cambios El izquierdista y el candidato que representa al centro han acusado al de derecha de ser la continuación del uribismo en el país

El 29 de mayo se realizará en Colombia la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Las candidaturas siguen muy abiertas y la fragmentación del voto obliga a todos los candidatos a unirse bajo coaliciones que multiplican sus posibilidades de ganar en las urnas. Prisa Media ha reunido este jueves a tres de los candidatos con más opciones de quedarse en la carrera por la presidencia. El líder de izquierda, Gustavo Petro, parte como favorito en todas las encuestas y su candidatura al frente del Pacto Histórico se da por segura. Es el rival a batir para todos. Lo acompañaron Sergio Fajardo, el mejor ubicado según las encuestas para encabezar la coalición de centro, y Federico Gutiérrez, el exalcalde de Medellín que destaca levemente en las encuestas para ganar la candidatura de la coalición de alcaldes, que trae juntos una enorme potencia regional. .

Sergio Fajardo: “No me uniré a Petro bajo ningún concepto” El exalcalde de Medellín, segundo en las encuestas, reconoce en el candidato de izquierda al rival a batir y asegura representar otra opción de cambio. En esta entrevista con EL PAÍS habla de su propuesta y de su visión del país.

Sigue Leyendo

Colombia

Los detalles detrás de la pelea entre Íngrid Betancourt y Alejandro Gaviria

foto tomada de google news

Otros candidatos presidenciales de la Coalición Centro Esperanza también atacaron a Gaviria.
Tras el intercambio de palabras de alto calibre que se produjo entre el exministro de Salud, Alejandro Gaviria, y la candidata presidencial del partido Oxígeno Verde, Íngrid Betancourt, se desató una crisis en la Coalición Centro Esperanza, a la que ambos pertenecen.

Betancourt lanzó duras críticas a Gaviria durante un debate público realizado por la revista Semana y el diario El Tiempo. “Voy a decir algo que me duele infinitamente”, dijo Betancourt, como anunciando una tormenta política que luego sacudiría los cimientos de la coalición. “Alejandro, tú y yo hicimos un acuerdo, que firmamos en el Cónclave, que no íbamos a traer ninguna maquinaria a la coalición. Has aceptado el apoyo de gente que me preocupa mucho”, aseguró Betancourt y pidió que se haga una reunión para tratar el tema.

Gaviria no ocultó su exaltación tras recibir la burla. “Mira, lo tuyo es hipocresía y oportunismo, no tiene otro nombre”, le dijo Gaviria a Betancourt mirándola a los ojos. Le pidió que examinara las listas al Congreso de su partido y le preguntó irónicamente si esas placas estaban libres de maquinaria. Reiteró que seguirá “sumando apoyos”, y sostuvo que también vendrá a apoyarlo el exministro de Trabajo, Rafael Pardo.

En su respuesta, Betancourt volvió al ataque y dijo que los comentarios de Gaviria fueron “personales”. Incluso cuestionó la continuidad de la alianza del centro. “Hoy vamos a debatir este tema, yo no voy a dejar que entren los lobos donde están las ovejas”, dijo Betancourt.

Una alianza política de Gaviria fue la que detonó una serie de amargas disputas al interior de la coalición. Se trata de la llegada del senador de Cambio Radical, Germán Varon, a la campaña presidencial de Gaviria, que fue anunciada el pasado lunes. Como legislador, Varón ha sido una pieza clave para el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, quien aún no decide cuál será su apuesta en las próximas elecciones presidenciales.

A raíz de estos vínculos, también se sumó a la disputa el candidato presidencial Sergio Fajardo, quien participaba en el debate. “Lo que acaba de pasar es algo duro para la coalición”, dijo, sumándose a las críticas de Betancourt. “No podemos avanzar en nuestra coalición con clientelismo que se va a colar en nuestro proyecto político”, concluyó.

Tras el final del debate, que dejó los ánimos encendidos entre los candidatos, también hubo declaraciones públicas que dejaban entrever las rencillas internas. Gaviria dijo que los candidatos presidenciales de la coalición habían tenido una reunión que se prolongó durante toda la tarde del martes, pero no expresaron su molestia con las alianzas. “Podríamos haber tenido una discusión interna razonable y sensata”, dijo Gaviria. “Esto hay que tramitarlo internamente, sin convertirlo en un espectáculo público, como sucedió”, dijo Gaviria.

Sigue Leyendo

Colombia

Los puntos claves de la Ley de Seguridad Ciudadana sancionada por el Presidente Duque

foto tomada de google news

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, sancionó este martes la Ley de Seguridad Ciudadana, que permitirá utilizar instrumentos jurídicos y recursos económicos para combatir la delincuencia y los hechos que afectan la tranquilidad de los territorios.

La ley, que fue aprobada en el Congreso de la República a fines de 2021 y sobre la cual trabajaron los Ministerios de Justicia, Interior y Defensa, permitirá reformas al Código Penal, Código Procesal Penal, Código de Seguridad Nacional y Ciudadanía. Coexistencia y Código de Extinción de Dominio.
“La Ley de Seguridad Ciudadana es una realidad gracias al trabajo en equipo de todas las instituciones, comprometidas con el bienestar de los ciudadanos; busca reducir la impunidad y otorga mayor protección a los ciudadanos y miembros de la fuerza pública”, dijo el presidente Duque.

La norma también permite establecer la regulación de armas, objetos y artefactos menos letales, además del control del Registro de Identificación Balística. Según el Gobierno, la ley permitirá que quien asesine a un miembro de las fuerzas de seguridad oa un líder y defensor de derechos humanos reciba la pena máxima de hasta 58,3 años de prisión.

A la sanción asistieron los ministros del Interior, Daniel Palacios; de Defensa, Diego Molano; de Justicia, Wilson Ruiz; la presidenta de la Cámara de Representantes, Jennifer Arias; el Senador Germán Varón; el representante a la Cámara, Juan Manuel Daza; el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas Valencia, entre otros miembros del Gobierno y la Fuerza Pública.

Sigue Leyendo

Tendencias