Connect with us

medio ambiente

Así es como el río Medellín se beneficia de la planta de tratamiento de aguas residuales de San Fernando

El tratamiento de las descargas de agua residuales en las quebradas del valle de Aburrá y el río Medellín comenzó en los años 80 del siglo pasado

La puesta en marcha de la primera planta de tratamiento de aguas residuales marcó una etapa importante para la vida en las corrientes y un cambio en la actitud de los ciudadanos hacia ellas.

El hedor era tan insoportable, especialmente en verano, que era difícil cruzar uno de los puentes que conectaban el este y el oeste del valle de Aburrá. Ya desde las últimas décadas del siglo XX, miles de personas vivían o trabajaban alrededor del río Medellín que a diario tenían que soportar estos olores que incluso causaban problemas de salud recurrentes.

Esto se debió a la calidad del agua cada vez más degradada de los ríos y al flujo principal que cruza el Aburrá de sur a norte, como todo el contenido de alcantarillas residenciales, comerciales e industriales, así como una gran cantidad de residuos, se detendría allí. .

Por esta razón, Empresas Públicas de Medellín contrató en 1981 el estudio de “la factibilidad técnica y económica del programa de saneamiento del río Medellín y sus afluentes”, que determinó cuál sería el sistema para la recolección y tratamiento de residuos. aguas residuales generadas en el valle. como. Aburrá y dónde se deben construir fábricas para este fin.

Cinco años más tarde, en 1986, ciertos programas comenzaron en los ríos y en 1991, ya se estaba trabajando en varios frentes en el sur, con el fin de llevar esos caudales contaminados a la futura Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de San Fernando, en Itagüí, que en ese momento ni siquiera fue concebido.

Ese año, el ingeniero civil León Arturo Yepes llegó a EPM para trabajar en el campo del acueducto, sin imaginar que 26 años después estaría al frente de este programa, como director. Aguas residuales.

Yepes explica que “en nuestras fábricas, a través de diferentes procesos de tratamiento preliminares, primarios y secundarios, limpiamos estas aguas residuales para que las entreguemos al río de acuerdo con las regulaciones ambientales existentes”.

Hace veinte años, era casi imposible encontrar vida acuática en gran parte de la cuenca del río Medellín, ya que el oxígeno disuelto por cada litro de agua era cercano a cero miligramos. El mínimo para que haya vida en estas corrientes es que son al menos cuatro miligramos por litro y con siete podemos decir que una corriente está descontaminada. Cuando entró en funcionamiento la PTAR San Fernando el río Medellín empezó a mostrar, en la zona de influencia de la planta, unas cantidades superiores a cuatro miligramos por litro.

Gracias a la expansión y modernización que tuvo lugar entre 2016 y 2019, el tratamiento de aguas residuales en San Fernando ha ganado capacidad y calidad. El proceso puede parecer complejo, pero se entiende mejor paso a paso.

Al principio, las aguas residuales ingresan a un pozo de grava, donde se elimina el material más pesado, lo que evita daños a otros equipos más tarde, con una cuchara similar a las utilizadas para el dragado y un proceso de dragado. Se realiza la extracción del olor, lo que disminuye el hedor. El agua luego pasa a través del área de detección, donde se eliminan algunos desechos y otros sólidos flotantes y luego se compactan.

San Fernando “recoge todas las aguas residuales de los municipios de Envigado, Sabaneta, La Estrella e Itagüí y una pequeña parte de Medellín”

Luego, el giro es para las trampas de arena, donde se extraen las arenas y se pasan a través de una tubería con agua al área de lavado, para eliminar la materia orgánica y compactarla antes de su disposición final.

El agua luego llega al sistema de lodo primario, donde se extrae este material. Por lo tanto, el líquido, ya con niveles de limpieza más altos que los requeridos por las regulaciones ambientales, está listo para ser entregado al río Medellín.

San Fernando “recoge todas las aguas residuales de los municipios de Envigado, Sabaneta, La Estrella e Itagüí y una pequeña parte de Medellín”, explica el director de aguas residuales de EPM.

Yepes agrega que “en este momento estamos construyendo un proyecto muy importante, el interceptor que nos permitirá recolectar las aguas residuales del municipio de Caldas y transportarlas al interceptor Sabaneta, con el cual transportaremos toda el agua. usado desde el sur de Aburrá a nuestra planta en San Fernando “.

La topografía ayuda

Pero San Fernando, Aguas Claras (ubicado en Bello e inaugurado en junio de 2019) y otras plantas de tratamiento planificadas no serían nada sin la red subterránea que recolecta las aguas residuales. Y la mayoría del sistema funciona por gravedad, ya que las montañas a ambos lados del río y la pendiente del valle de sur a norte ayudan a garantizar que el proceso no requiera bombeo.

Las tuberías que transportan las aguas residuales suman un total de aproximadamente 4,600 kilómetros, al igual que una tubería de diferentes tamaños que cubre más de diez veces la distancia de Medellín a Bogotá. La mayoría de estas tuberías son de alcantarillado, con diámetros que comienzan en ocho pulgadas. Solo unos 300 kilómetros son colectores, instalados paralelos a los flancos y lados de las vías fluviales, y entre 40 y 45 kilómetros, forman los interceptores, el más grande de los cuales tiene 2.5 metros de diámetro.

“Esta es una infraestructura muy importante que nos permite transportar estas aguas residuales a las plantas de tratamiento. En San Fernando, estamos tratando aproximadamente 1.6 metros cúbicos por segundo, que es aproximadamente el 20% del flujo de todo el Valle de Aburrá. En Aguas Claras, estamos en el orden de cuatro metros cúbicos por segundo en promedio y entre las dos fábricas ajustamos el tratamiento del 84% de nuestros usuarios en el valle de Aburrá ”, indica León Arturo Yepes.

Y esta limpieza cada vez mayor de las aguas de los barrancos y del río Medellín significa que los habitantes de la región una vez más se han enfrentado a estas corrientes. En las orillas del primero, se han desarrollado algunos parques lineales, mientras que cerca del segundo, los principales proyectos públicos y privados, tanto residenciales como comerciales, de servicios y entretenimiento, se han desarrollado en las últimas tres décadas. “Y sabemos que hay una serie de proyectos que continúan siendo parte de este desarrollo que se puede lograr alrededor del río a través del saneamiento”, explica Yepes.

Sigue Leyendo
Eche, pero comenta esta nota

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Barranquilla

Ecoparque de la ciénaga de Mallorquín, la gran apuesta de Barranquilla

foto tomada de google news

Antes de que finalice 2022, visitantes de todo el mundo podrán disfrutar de una de las obras de mayor atractivo ecoturístico que tendrán los colombianos en Barranquilla: el Ecoparque Ciénaga de Mallorquín

El proyecto ya ha pasado de la maqueta y los discursos a la ejecución y el movimiento de máquinas y tierra. Actualmente se están instalando los pilotes que dan forma a esta megaestructura.

El Ecoparque está diseñado para el disfrute de actividades de contemplación, incluyendo una estación de conexión donde comienza el recorrido, una plaza con escalinatas que bajan a una playa formada en el pantano, una grada pensada como espacio de relajación y meditación que permite un acercamiento con fauna y vegetación.

También se puede disfrutar del avistamiento de aves a través de un sendero que se convierte en hélice que sube y baja de nuevo rodeando los árboles y facilitando un mayor contacto con la naturaleza.
El recorrido finaliza en un muelle al norte, para la salida y llegada de pequeñas embarcaciones que realizan excursiones o paseos en el cuerpo de agua. Existe la propuesta de una instalación deportiva, que posibilita el desarrollo de actividades y deportes náuticos dentro del espejo de agua.

El proyecto contempla la construcción de 1,5 kilómetros de vía peatonal, 1,4 kilómetros de ciclovía, 4 locales comerciales y un estacionamiento con capacidad para 58 vehículos, entre otros

Sigue Leyendo

medio ambiente

Diversas especies salvajes y silvestres fueron encontradas en cautiverio en un sitio recóndito de Ubaté.

Dos personas fueron capturadas luego que la denuncia se hiciera escuchar por el Consejo de Defensa Animal

Acompañado por el grupo especial de la Policía Nacional de  Flora y Fauna  y la Secretaría de Salud de Ubaté, la Dirección Regional CAR Ubaté donde realizó un operativo en la vereda Guatancuy, luego de escuchar una denuncia de la Defensoría de los Animales, donde cuatro tortugas morrocoy, un Ara guacamayos, tres loros amazónicos, dos tortugas acuáticas fueron encontrados en una casa; una tortuga terecay, una tortuga tapaculo y un cocodrilo bebé.

En este operativo, dos personas fueron capturadas y posteriormente puestas a disposición del Ministerio Público por los delitos previstos en los art. 339 y 328 del Código Penal, pertinente a delitos contra la vida, e integridad física de los animales y uso ilícito de recursos naturales.

“Los animales que fueron recuperados, fueron llevados a  un Centro de Evaluación y Fauna Silvestre”

A su vez, la Corporación abrirá el correspondiente proceso sancionador. Estos animales se encontraban en una especie de invernadero que tenía calefacción y oxigenación.

A su vez, en el municipio de Cota, se liberó una iguana luego de ser rescatada por vecinos de la comunidad.

Los animales que fueron recuperados, fueron llevados a  un Centro de Evaluación y Fauna Silvestre, ubicado en Tocaima, donde recibirán toda la atención clínica necesaria y posteriormente serán reintegradas a la vida salvaje.

La autoridad ambiental invita a toda la comunidad a notificar a los órganos competentes cuando sepan de que hay especies silvestres fuera de su hábitat y tomarse la libertad de denunciar cualquier situación irregular que ponga en riesgo la vida animal.

Sigue Leyendo

medio ambiente

El Quindío contará con una Cátedra de Paisaje de Cultura Cafetera -PCC-

El anuncio lo hizo el gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas ante miembros del Comité de Paisaje Cultural Cafetero, que se reúne virtualmente y reúne a representantes del gobierno nacional, los gobernadores de los departamentos involucrados, alcaldes y autoridades regionales, entre otras entidades...

El ejecutivo de Quindío explicó que la implementación de la cátedra se acuerda luego de los contactos establecidos con los líderes del Jardín Botánico del Quindío y que ya se están definiendo los temas, contenidos, formación de instructores e intensidades para los estudiantes de primaria y secundaria de esta región colombiana

“Esto es para que todos, niños y niñas, adolescentes del departamento del Quindío, los jóvenes, que sepan de dónde venimos, de esta tierra de arrieros y pioneros como siempre proclamo, sepan que es barraquero, donde chachafruto, yarumo. .. ”dijo Jaramillo Cárdenas, quien también destacó este convenio, el apoyo que representará para el fortalecimiento que necesita hoy el Jardín Botánico, que por la pandemia atraviesa uno de sus momentos más críticos por la falta de recursos para su sustento.

Sigue Leyendo

Tendencias