Connect with us

economia

El presidente Biden : cómo es el ambicioso plan de reforma migratoria con el que busca dar un camino a la ciudadanía a más de 10 millones de indocumentados

Inmigración entre las primeras medidas del presidente Biden

PRESIDENTE BIDEN

En su primer día al frente del gobierno en Estados Unidos, Joe Biden envió al Congreso una propuesta de reforma migratoria calificada como “la más progresista en la historia” de ese país.

El ambicioso plan, llamado U.S. Citizenship Act (Ley de Ciudadanía Estadounidense), no solo debe contar con el respaldo de la Cámara de Representantes sino que en el Senado requiere al menos 60 de 100 votos.

Aunque la iniciativa de este miércoles no supone acciones inmediatas, es vista como un paso crucial e importante para regularizar el estatus migratorio de más de 10 millones de indocumentados en el país.

Y un revés de 180 grados a las políticas migratorias implementadas por su predecesor, Donald Trump.

Varios legisladores de la oposición ya han expresado su inconformidad con la propuesta, que promete generar acalorados debates.

Te contamos algunos de los aspectos principales de la propuesta de ley, resaltados en un documento difundido por el nuevo gobierno.

“Un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados”

BBC News Mundo

Bajo la legislación, aquellos sin estatus legal que residen en EE.UU. desde antes del 1 de enero de este año podrían solicitar una residencia temporal que podría volverse permanente (también conocida como green card) al cabo de cinco años.

A partir de allí, en tres años podrían iniciar el proceso para naturalizarse como estadounidenses si así lo desearan.

Los solicitantes deberán ser sometidos a chequeos de antecedentes penales, pagar impuestos y completar otros requerimientos básicos, indicó el diario The New York Times.

En Estados Unidos, hay al menos 10,5 millones de indocumentados, según una estimación hecha en 2017 por el Centro Pew de Investigaciones.

Ese número representa el 23% de la población nacida en el extranjero que reside en el país.

Los inmigrantes indocumentados de EE.UU. llevan en el país un promedio de alrededor de 15 años, de acuerdo a estimaciones del Centro para el Progreso Estadounidense, una organización liberal de investigación.

A su vez, estas personas tienen más de 10 millones de miembros en sus familias que no son indocumentados.

Reglas especiales para los ‘dreamers’ y otras comunidades

A diferencia de los arriba mencionados, los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), los incluidos dentro del programa de estatus de protección temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y trabajadores agrícolas “que cumplan requisitos específicos” inmediatamente calificarían para la residencia permanente.

Al cabo de tres años, podrían también solicitar la naturalización.

Los beneficiarios de DACA, también llamados dreamers, son alrededor de 700.000 jóvenes, más del 75% de ellos mexicanos, que llegaron a EE.UU. cuando eran niños.

VISADOS Y CONSIDERACIONES DE REUNIFICACIÓN FAMILIAR

La propuesta de ley también aborda una reforma del sistema de inmigración para las familias, al “eliminar tiempos de espera largos, despejar la saturación de casos por atender” y al incrementar los cupos disponibles para familias según su país de origen.

En este marco, contemplarán también que los inmigrantes cuyas peticiones de familiares hayan sido aprobadas puedan reunificarse con sus familiares en Estados Unidos de manera temporal mientras esperan al emisión de sus residencias permanentes.

El plan establece también una serie de protecciones para los trabajadores inmigrantes que denuncien explotación y aumenta de 55.000 a 80.000 el número de visados de diversidad (que se sortean entre personas de países cuya tasa de migración a EE.UU. es baja).

El proyecto de ley también incluye provisiones para eliminar la discriminación hacia familias LGBTQ+ y a inmigrantes según sus creencias religiosas.

economia

Cuatro subsidios a los que puedes acudir para comprar una casa

casa en manos

Quizás nunca antes en la historia reciente de Colombia las posibilidades de adquirir, no solo una primera sino una segunda vivienda, han estado tan cerca para miles de familias.

Tasas de interés en niveles bajos, 11.5 por ciento efectivo por año para viviendas asequibles (VIS) y 10 por ciento en promedio para no VIS; Una amplia oferta inmobiliaria y una artillería de subvenciones y ayudas estatales y fondos de compensación familiar completan estas condiciones que no se pueden ignorar.

Si bien la crisis derivada de la pandemia del covid-19 ha dejado a cientos de familias sin trabajo y a muchas otras con menores ingresos, esta también puede ser una oportunidad para evaluar la posibilidad de postularse a uno de los programas, mientras se recupera el empleo, la producción y la economía en general.

Semillero de propietarios

Su objetivo es incentivar el ahorro para que más familias puedan tener una vivienda. El programa ofrece dos tipos de subsidio: el primero, subsidia el alquiler a quienes viven en condiciones informales; el segundo premia el ahorro en una cuenta especial en la que la familia debe completar 4.5 salarios mínimos mensuales en 18 meses, unos 4 millones de pesos mensuales para ser beneficiario del subsidio complementario a Mi Casa Ya y los fondos de compensación. Así, por cada 1.000 pesos ahorrados, el Estado otorgará 1.333 pesos más.

Para inscribirse en este programa, sus ingresos no pueden exceder los dos salarios mínimos mensuales legales vigentes, alrededor de 1’757,606 pesos; No ser propietario de vivienda ni haber sido beneficiario de ningún subsidio de vivienda familiar, y mantener los ingresos y el núcleo familiar durante la etapa de ahorro y obtención de la vivienda.

Los interesados ​​deben acudir a las entidades de ahorro vinculadas al programa (Fondo Nacional de Ahorro, Bancolombia, BBVA, Banco de Bogotá, Banco Caja Social, Davivienda, Coofinep, Colpatria, Bancamía, Confiar, Cotrafa y Credifamilia) para abrir la cuenta o consultar si su cuenta corriente cumple con las condiciones del programa.

Mi casa ahora

Dirigido a hogares que tengan ingresos inferiores a cuatro salarios mínimos – unos 4 millones de pesos), que podrán obtener un subsidio equivalente a 30 o 20 salarios mínimos mensuales – entre 30 y 20 millones de pesos aproximadamente-, según ingresos, por la compra de su casa.

También reciben cobertura a una tasa de interés de 5 puntos porcentuales, para viviendas de interés prioritario que no superen los 90 salarios mínimos mensuales y 4 puntos porcentuales, para viviendas de interés social (VIS) de hasta 135 salarios mínimos mensuales y hasta 150 salarios mínimos. para aglomeraciones urbanas cuya población supera el millón de habitantes.

La cobertura de la tasa de interés se aplica a los hogares con ingresos inferiores a 8 salarios mínimos mensuales. Para este año se prevé otorgar 30.540 subsidios a través del programa Mi Casa Ya.

Los interesados ​​pueden obtener información en www.minvivienda.gov.co

Subvención concurrente

Otra de las posibilidades que tienen los colombianos es solicitar un subsidio concurrente, que permita integrar la ayuda para la compra de vivienda del programa Mi Casa Ya y los beneficios que otorgan los Fondos de Compensación Familiar. Solo pueden aplicar a este subsidio los hogares que devengan hasta 2 salarios mínimos mensuales, es decir, alrededor de 1,7 millones de pesos.

El primer paso es tramitar dicho subsidio con el fondo de compensación, y luego solicitar el programa al Ministerio de Vivienda. Hasta el momento este gobierno ha entregado 7.000 subsidios de este tipo, pero la meta es llegar a 13.500 subsidios de este tipo.

Subvención para la compra de no VIS

Se trata de unas 100.000 coberturas para préstamos hipotecarios y operaciones de arrendamiento de vivienda para la compra de una vivienda nueva No VIS de hasta 500 salarios mínimos mensuales, es decir, 438 millones de pesos y están disponibles hasta diciembre de 2022, o hasta agotar existencias.

Los beneficiarios de esta ayuda recibirán unos 439.000 pesos mensuales durante los primeros 7 años del préstamo, esto es más de 36 millones de pesos y deberán solicitarlo a través del banco al momento de solicitar un préstamo hipotecario o arrendamiento de vivienda.

Para solicitar este subsidio, la persona u hogar no debe haber recibido un subsidio de vivienda familiar del Gobierno o Fondos de Compensación Familiar, ni ninguna cobertura de tasa de interés. No hay más límites de ingresos para aplicar al programa y no importa si ya es dueño de una casa.

El Banco de Bogotá anunció que, desde el pasado viernes 18 de septiembre, las personas interesadas pueden postularse para ser beneficiarias del subsidio para la compra de vivienda distinta a proyectos de interés social (no VIS), mediante solicitud formal al banco para acceder a este programa.

Bancolombia también anunció esta semana que está listo para atender las solicitudes de personas interesadas en acceder a este subsidio para la compra de vivienda nueva urbana No VIS.

Los interesados ​​en postularse pueden ingresar al sitio www.grupobancolombia.com y solicitar asesoramiento en línea. También se encuentran disponibles las 680 oficinas de Bancolombia en todo el país.

Fuente/eltiempo

Continue Reading

economia

Medellín ya reactivó el 95% de su economía

personas trabajando en una textilera

El alcalde de Medellín informó que la economía de la ciudad ya se ha reactivado en un 95%, con la apertura de sectores como comercio, turismo, gastronomía, construcción, bares, casinos y moteles, luego del período de aislamiento preventivo obligatorio.

El alcalde Daniel Quintero Calle aseguró que el éxito de la reactivación económica en la ciudad se debe a la labor del Ministerio de Salud en el manejo de la curva de contagio, de igual forma, indicó que habiendo alcanzado la meta del Plan Mil, se debe garantizar salud, permitió dar un paso más en la reapertura de diferentes sectores.

Más de 1.100.000. las personas están autorizadas para trabajar y han retomado su trabajo, según la plataforma Medellín Me Cuida Empresas.

“Le hemos dado semanas de oxígeno a la economía de la ciudad. Otras ciudades siguen cerradas en muchas cosas, nosotros no, hemos abierto, y gracias a las decisiones que se han tomado seguimos con el tema bajo control. Ayer tuvimos la tasa de mortalidad más baja desde que comenzó la pandemia y esperamos llegar a 0 muertes ”, dijo el mandatario.

El Ministerio de Desarrollo Económico implementará diversas estrategias para recuperar al menos 80.000 de los casi 150.000 puestos de trabajo que la ciudad perdió debido a la emergencia del coronavirus.

Continue Reading

economia

Colombia ya está inmersa en una rápida recuperación económica

personas escalando histograma estadistico

Con la reactivación de diferentes sectores de la economía, Colombia entró definitivamente en una senda de recuperación de su crecimiento…

Según analistas privados, debido a las recientes decisiones del gobierno nacional, el país comienza a tomar un nuevo rumbo económico que se enfocará directamente en la creación de empleo y distintas alternativas para volver a la senda de crecimiento en el mediano plazo.

Tanto es así que esta reactivación ya se empieza a ver con el aumento del consumo energético, así como la reapertura de otras industrias y centros comerciales.

Sergio Olarte, economista jefe de Scotiabank Colpatria, señala que “la recuperación de la economía en Colombia está íntimamente ligada a la reapertura de varios sectores.

Por ejemplo, en términos de movilidad, medida por los indicadores de Google, se observó que cuando comenzó la reapertura en junio y parte de julio, la reactivación aumentó su velocidad; Sin embargo, cuando se volvieron a realizar las cuarentenas zonales en Bogotá y el 4X3 por jornadas laborales en ciudades como Medellín, se volvió a evidenciar una reducción en la movilidad, situación que también se notó en la baja demanda de energía, evidenciando el estancamiento de la reactivación económica ”.

Cambios

El experto sostiene que “lo que vemos ahora, con el cambio de 180 grados en la estrategia que están aplicando el gobierno nacional y las administraciones locales” a partir de septiembre con la reapertura más amplia de sectores económicos, han provocado la demanda de energía, en los primeros días del mes mejora sustancialmente al igual que la movilidad, especialmente a parques, farmacias y centros comerciales.

Esta movilidad aún no es evidente para las oficinas de trabajo, probablemente porque parte de la ciudadanía todavía trabaja desde sus hogares.

Señala que “definitivamente esta apertura más amplia en varios sectores va a ser decisiva en la recuperación total de la economía, apoyada también por la entrada en funcionamiento del transporte intermunicipal por aire o tierra que se ha registrado en los últimos días”.

Por otro lado, uno de los segmentos que más podría contribuir a esta recuperación es el denominado consumo colaborativo, en el cual las transacciones generalmente se realizan con bienes de capital -recibiendo dinero por la venta de un objeto- antes que bienes de consumo; sin embargo, la oportunidad aumenta al alquilar o prestar este activo.

Libardo Steven Acosta Benítez, administrador de empresas de la Sede Palmira de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), señala en esta situación que, por ejemplo, un taladro tiene un alto costo a la hora de adquirirlo, pero solo se usa entre 15 y 30 minutos en todo momento su vida útil; sin embargo, a través de redes o consumo colaborativo, puede devolver parte del valor de la transacción inicial a su propietario.

Consumo

El consumo colaborativo aprovecha la tecnología ya que brinda la posibilidad de reducir el desconocimiento al momento de realizar una transacción; De esta forma, a la hora de intercambiar un servicio, primero se analiza quién es la otra persona a través de un perfil de ventas, calificaciones, opiniones o experiencias.

“La tecnología genera tanta información que a la vez genera confianza, por lo que las personas deben comportarse mejor en esta transacción”, agrega el administrador Acosta.

El consumo colaborativo, una forma de transacción económica que siempre ha existido, comenzó a desarrollarse aún más después de la crisis económica de 2008.

Antes, la compra de un automóvil beneficiaba al fabricante y al concesionario, o si son automóviles de transporte, taxi o autobús, al conductor, sin identificar que tiene un costo de oportunidad. Pero, para impulsar el flujo de caja, comenzaron a buscar estrategias para tener recursos y utilizar estas plataformas para beneficiarse de un activo en desuso.

Esto produce una mayor circulación monetaria en una época de recesión económica y con mayor flujo de capital financiero hay mayor beneficio económico.

“Estamos en deflación y por eso incluso ahora estamos considerando emitir más dinero, ya que cuando hay más dinero y no hay circulación monetaria, hay menos inflación”, explica el administrador Acosta.

Continue Reading

Tendencias