Connect with us

covid-19

La vacuna no es la solución absoluta…

Mientras el mundo está contando las horas hasta que haya una vacuna COVID-19, la verdadera solución no es esta: no hay más camas de cuidados intensivos ni más ventiladores…

Habrá alegría, y con razón, en todos los rincones del planeta cuando los laboratorios anuncien al mundo la comercialización de una vacuna contra el COVID-19. Será como un abanico para una humanidad ahogada, enferma y temerosa, pero aún en medio de una emergencia sanitaria sin precedentes, no falta esa dosis de la espantosa mezcla entre orgullo e imprudencia que la acorrala. La vacuna será un gran logro para la comunidad científica y tener acceso a ella una victoria para cada nación, conseguir una dosis será un premio, pero lamentablemente no será suficiente para hacer al organismo inmune a la impertinencia.

Se han utilizado y se seguirán destinando recursos multimillonarios para tener mejores hospitales, tecnología médica, elementos de bioseguridad y eso también es algo bueno, pero si no hay un cambio permanente y fundamental en la actitud de las especies más evolucionadas, los problemas desaparecerán. siempre será mayor que esos presupuestos y soluciones. La lucha no es contra el SARS-CoV-2, es contra el inconsciente colectivo y la forma incorrecta que tiene el hombre de relacionarse con otros seres vivos y con el planeta. La vacuna puede aliviar los cuerpos, pero no las mentes enfermas que insisten en creer que tienen derecho a decidir cuánto tiempo y en qué condiciones deben vivir los demás seres que habitan este mundo.

“El planeta y Colombia son un mundo de oportunidades, lamentablemente desaprovechadas por la forma equivocada de abordar el desarrollo de los territorios”

Parece, debido a tantos excesos que se registran a diario, que aún no se ha entendido la magnitud de la pandemia y mucho menos se han valorado las causas del problema. Tener que destinar tantos minutos y sumas millonarias de dinero para enviar un mensaje tan simple como que hay que lavarse las manos permanentemente, usar una máscara y mantener la distancia, arroja dudas sobre la posición privilegiada del homo sapiens en la pirámide evolutiva. A pesar de tanto daño global y grave causado por el patógeno, en los lugares donde la curva de infectados y muertos disminuyó tuvieron que volver a la cuarentena, entre otras cosas, porque hombres y mujeres también volvieron a comportarse mal.

La diferencia que se espera en los seres humanos no es solo social, sino también en la producción, debemos corregir el rumbo. Hay cambios urgentes a implementar en la alimentación, en la forma de cultivo de la tierra, en la distribución, procesamiento y comercialización de alimentos. Hoy es COVID-19, pero puede haber un nuevo coronavirus, quizás más letal, por lo que la solución no es la vacuna, lo que hay que hacer es repensar tantas conductas nocivas que están provocando daños irreparables.

El planeta y Colombia son un mundo de oportunidades, lamentablemente desaprovechadas por la forma equivocada de abordar el desarrollo de los territorios, poblados de desigualdades y un desperdicio inexplicable de los beneficios que otorga la democracia actual. La pandemia también reveló muchas deficiencias en cuanto a la calidad y actualización de los sistemas de información estatales, mucha ayuda humanitaria no llegó a sus destinatarios por esta razón, y en varias áreas no se conocieron los beneficios de los decretos presidenciales por la misma razón. El virus ha multiplicado la desconfianza de los colombianos en las organizaciones públicas y una vez más la salud ha quedado atrapada en una estructura ineficiente y desigual.

Espero que pronto aparezca la tan esperada vacuna y con ella una tregua para repensar qué tipo de desarrollo quieren y necesitan los territorios, tal vez haya una cura para tantos males que, como el coronavirus, han demostrado que el hombre es débil y vulnerable porque él lo eligió.

Paráfrasis/cronicadelquindio

Sigue Leyendo
Eche, pero comenta esta nota

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

coronavirus

muertes y contagios por covid 19

foto tomada de google news

Las muertes por covid-19 en Colombia siguen aumentando y la cifra, desde el pasado domingo, no baja de las 200 diarias.

Este miércoles 26 de enero se reportaron 282 y el total de defunciones llegó a 133.019 en el país.
En cuanto a los contagiados, al tercer día de la semana se reportaron 17.889 nuevos casos positivos, que resultaron del procesamiento de 66.998 pruebas (28.100 PCR y 38.898 pruebas de antígenos).

El país acumula un total histórico de 5.798.799 contagios por covid-19 y 31.875.825 muestras analizadas.

Además, 5.545.155 personas se han recuperado del virus y 100.970 casos siguen activos.

MinSaludCol
@MinSaludCol

InformeCOVID19 26 de enero:

33,274 recuperados
17.889 nuevos casos
282 fallecidos

Muestras: 66,998
PCR: 28.100
Antígeno: 38.898

Total:

5.545.155 recuperados
5.798.799 casos
133,019 muertes
31.875.825 muestras procesadas
100.970 activos

Sigue Leyendo

Barranquilla

En Barranquilla se realizan 100 pruebas y 50 son Positivas

foto tomada de google news

En Barranquilla se realizan 100 pruebas y 50 son Positivas.

La Secretaria de Salud Distrital reiteró que los usos hospitalarios están bajo control. Hacen un nuevo llamado a la vacunación.

La variante omicron sigue generando un “alto crecimiento” en el número de contagios en Barranquilla, al punto que la tasa de positividad se ubica en 50%, siendo el nivel más alto desde el inicio de la pandemia.

Esto significa que, de cien pruebas que se procesan en la ciudad, 50 dan resultado positivo. Así se refleja en la cantidad de casos que se han reportado en lo que va del mes de enero en la capital del Atlántico.

En la última semana (correspondiente al 18 al 25 de enero) se han registrado 12.930 nuevos casos en la ciudad. Solo este martes, las autoridades sanitarias registraron 939 contagios y 8 muertes por el virus.

Humberto Mendoza Charris, secretario distrital de Salud, indicó que los índices de salud pública se comportan dentro de lo contemplado para este cuarto pico de contagios.

“Desde el 16 de enero reportamos una tasa de crecimiento de casos activos de -8%; Aunque la positividad es alta, este índice muestra que hay una tendencia a la baja en el número de casos”, dijo el funcionario en diálogo con EL HERALDO.

Según Mendoza, los usos hospitalarios están controlados y esa tendencia se refleja en la ocupación de camas de cuidados intensivos, que llega al 8,3% en los casos relacionados con la covid.

Sigue Leyendo

Colombia

Después de 6 y 7 semanas hay disminución progresiva de casos de covid: INS

foto google news

“Después de 6 y 7 semanas hay disminución progresiva de casos de covid”: INS
Según la entidad, el pico de contagios por omicron se daría a finales de enero y principios de febrero.

El Instituto Nacional de Salud —INS— confirmó este viernes que la variante covid omicron ya es dominante en el país.

Según Franklyn Prieto, director de Vigilancia en Salud Pública y director encargado del INS, la mayoría de los contagios reportados en el territorio nacional son producidos por este linaje.

Sostuvo que la mayor cantidad de casos por esta variante se registraría en Colombia a finales de enero y principios de febrero. Luego de eso, se mostraría una disminución en la curva de contagios.

“La mayor expresión de casos la estaríamos viendo a finales de enero y principios de febrero. Posteriormente, como hemos observado para ómicron, lo que pasa es que a las 6 y 7 semanas de crecimiento hay una disminución progresiva de casos”, dijo Prieto en Blu Radio.

También indicó que los casos de muertes por covid son en su mayoría personas no vacunadas. Por ello, invitó a la ciudadanía a aplicar el biológico contra esta mortal enfermedad.

El funcionario explicó que el comportamiento de la epidemia no se da de manera uniforme en el país. Señaló que comienza en el Valle y continúa en Antioquia, Norte de Santander, la Costa Caribe y finalmente Bogotá.

“Lo que estamos viendo con omicron es una disminución de las señales de advertencia, menos hospitalizaciones y muertes. Lo que es definitivo, y la evidencia es cada vez mayor, es que el virus causa menos enfermedades, mata menos y causa menos discapacidades”, dijo.

Sindicatos piden claridad sobre vacunación de trabajadores
Por lo anterior, afirmó que es necesario optimizar las pruebas para hacer un control más eficiente del virus.

“Debido a la velocidad de propagación y la congestión de los servicios de salud, tenemos muchos casos de síntomas leves y casos asintomáticos que se pueden manejar como una gripe común en la gran mayoría”.

Argumentó que el diagnóstico debe estar enfocado a las personas sintomáticas y su detección oportuna, así como a las personas hospitalizadas y fallecidas.

“Lo primero que hay que entender es que la vacuna es poderosa para reducir la hospitalización y la muerte. En segundo lugar, debo reconocer cuáles son las señales de advertencia. Tercero, me protejo de los demás utilizando medidas no farmacológicas, pero sobre todo protejo a los demás. Entonces, si tengo síntomas, aseguro la distancia, reduzco la interacción con los demás, uso una máscara y me aíslo”, especificó FranKlyn Prieto.

Sigue Leyendo

Tendencias